fbpx
Saltear al contenido principal

La enfermedad arterial periférica es un problema circulatorio frecuente en el que las arterias estrechadas reducen el flujo sanguíneo a las extremidades. Cuando padeces enfermedad arterial periférica, tus piernas o brazos, generalmente las piernas, no reciben un flujo sanguíneo suficiente para satisfacer la demanda. Esto provoca síntomas, como dolor en las piernas al caminar (claudicación).

Síntomas

Entre los signos y síntomas de la enfermedad arterial periférica se incluyen los siguientes:

  • Calambres dolorosos en uno o los dos músculos de la cadera, los muslos o las pantorrillas después de realizar ciertas actividades, como caminar o subir escaleras.
  • Entumecimiento o debilidad en las piernas.
  • Sensación de frío en la parte inferior de la pierna o en el pie, en especial en comparación con la otra extremidad.
  • Llagas que no sanan en los dedos de los pies, en los pies o en las piernas.
  • Un cambio de color en las piernas.
  • Pérdida de vello o crecimiento lento del vello en pies y piernas.
  • Crecimiento más lento de las uñas de los pies.
  • Piel brillante en las piernas.
  • Falta de pulso o pulso débil en piernas o pies.
  • Disfunción eréctil en los hombres.

Causas

La enfermedad arterial periférica a menudo se produce por la ateroesclerosis. En la ateroesclerosis, los depósitos grasos se acumulan en las paredes de las arterias y reducen el flujo sanguíneo. Con menos frecuencia, la causa de la enfermedad arterial periférica puede ser la inflamación de los vasos sanguíneos, lesiones en las extremidades, la anatomía inusual de los ligamentos o los músculos, o la exposición a la radiación.

Factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad arterial periférica comprenden:

  • Fumar.
  • Diabetes.
  • Obesidad (un índice de masa corporal mayor de 30).
  • Presión arterial alta.
  • Colesterol alto.
  • La edad avanzada, especialmente después de los 65 años o antes de los 50 si tienes factores de riesgo de ateroesclerosis.
  • Antecedentes familiares de enfermedad arterial periférica, enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular.
  • Niveles altos de homocisteína, un aminoácido que ayuda al cuerpo a elaborar proteínas y generar y mantener los tejidos.

Complicaciones

  • Isquemia crítica de extremidades.
  • Accidente cerebrovascular y ataque cardíaco.

Diagnóstico

  • Examen físico.
  • Índice tobillo-brazo.
  • Ecografía.
  • Angiografía.
  • Análisis de sangre.

Tratamiento

El tratamiento para la enfermedad arterial periférica tiene dos objetivos principales:

  • Controlar los síntomas, como el dolor de pierna, para poder retomar las actividades físicas.
  • Detener la evolución de la ateroesclerosis en todo el cuerpo para reducir el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Medicamentos

  • Medicamentos para bajar el colesterol.
  • Medicamentos para la presión arterial alta.
  • Medicamento para controlar la glucosa sanguínea.
  • Medicamentos para prevenir los coágulos sanguíneos.
  • Medicamentos para aliviar los síntomas.

Tratamiento del dolor

Ya sea mediante tratamiento medicamentoso y también con técnicas intervencionistas del dolor todas las cuales realizamos en la Clínica del Dolor como lo son la simpatectomia supraselectiva y el bloqueo del simpatico lumbar.

Volver arriba