fbpx
Saltear al contenido principal

Descripción general

El dolor de rodilla es una queja frecuente que afecta a personas de todas las edades. Puede ser resultado de una lesión, como una rotura de ligamento o un desgarro de cartílago. Algunas enfermedades, como la artritis, la gota y las infecciones, también pueden provocar dolor de rodilla.

Síntomas

La ubicación e intensidad del dolor de rodilla puede variar según la causa del problema. Los signos y síntomas que a veces acompañan el dolor de rodilla son:

  • Inflamación y rigidez
  • Enrojecimiento y temperatura al tacto
  • Debilidad o inestabilidad
  • Sonidos de chasquidos o crujidos
  • Incapacidad de enderezar completamente la rodilla

Causas

El dolor de rodilla puede deberse a lesiones, problemas mecánicos y algunos tipos de artritis, entre otros.

Lesiones

Una lesión en la rodilla puede afectar a cualquiera de los ligamentos, tendones o a las bolsas sinoviales que rodean la articulación de la rodilla, así como a los huesos, cartílagos y ligamentos que forman la articulación en sí. Algunas de las lesiones de rodilla más frecuentes son:

  • Lesión del ligamento cruzado anterior. La lesión del ligamento cruzado anterior (ACL) es el desgarro de ese ligamento,. Su lesión es particularmente frecuente en las personas que juegan al básquetbol, al fútbol o a otros deportes que requieren cambios repentinos de dirección.
  • Fracturas. Los huesos de la rodilla, incluso la rótula se pueden romper durante un siniestro de transito o una caída. A veces, las personas cuyos huesos se han debilitado por la osteoporosis pueden sufrir una fractura de rodilla simplemente por pisar mal.
  • Desgarro de menisco. El menisco está formado por un cartílago y actúa como amortiguador de choque entre la tibia y el fémur. Si giras la rodilla en forma repentina mientras cargas peso sobre ella, puedes romperte el menisco.
  • Bursitis de la rodilla. Algunas lesiones de rodilla producen la inflamación de las bolsas sinoviales.
  • Tendinitis rotuliana. La tendinitis es una irritación e inflamación de uno o más tendones. Quienes corren, hacen ciclismo o actividades que implican saltar pueden padecer una inflamación en el tendón rotuliano.

Problemas mecánicos

Algunos ejemplos de problemas mecánicos que pueden provocar dolor de rodilla son:

  • Cuerpo suelto. A veces, una lesión en el hueso o en el cartílago, o la degeneración de estos, puede causar que se desprenda un fragmento de hueso o de cartílago y que quede alojado en el espacio de la articulación.
  • Síndrome de la banda iliotibial. Esta afección ocurre cuando la banda de tejido resistente que se extiende desde la parte externa de la cadera hasta la parte externa de la rodilla (banda iliotibial) se vuelve tensa y roza con la parte externa del fémur. Los corredores de fondo y los ciclistas están especialmente expuestos a sufrir el síndrome de la banda iliotibial.
  • Dislocación de rótula. Esta afección ocurre cuando la rotula se desliza fuera de su lugar, por lo general, hacia afuera de la rodilla. En algunos casos, la rótula puede permanecer dislocada, y se puede ver la dislocación.
  • Dolor de cadera o de pie. Si sufres dolor de cadera o de pie, puedes modificar tu forma de caminar para sentir menos dolor en estas articulaciones. Sin embargo, alterar la forma de caminar puede provocar más tensión sobre la rodilla. En algunos casos, los problemas de cadera o de pie pueden causar dolores de rodilla.

Artrosis

Es una enfermedad por desgaste que aparece cuando el cartílago de la rodilla se deteriora con el uso y la edad.

Artritis Reumatoidea

Es una enfermedad autoinmunitaria que puede afectar a prácticamente cualquier articulación del cuerpo, incluso las rodillas.

Gota

Ocurre cuando se acumulan cristales de ácido úrico en una articulación. Aunque la gota suele afectar al dedo gordo del pie, también puede aparecer en la rodilla.

Artritis séptica

A veces, la articulación de tu rodilla puede infectarse, lo que provoca hinchazón, dolor y enrojecimiento. La artritis séptica a menudo aparece con fiebre y, por lo general, no hay traumatismo antes de la aparición del dolor

Otros problemas

El síndrome de dolor patelofemoral es un término general que se refiere al dolor que surge entre la rótula y el fémur que se encuentra debajo. Es frecuente en atletas, en adultos jóvenes, especialmente en aquellos que tienen una ligera desviación de la rótula, y en adultos mayores, que por lo general padecen el trastorno como resultado de artritis en la rótula.

Factores de riesgo

Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de padecer problemas de rodilla, entre ellos:

  • Sobrepeso.
  • Falta de flexibilidad o fuerza muscular
  • Determinados deportes y ocupaciones
  • Lesión previa.

Complicaciones

No todos los dolores de rodilla son graves. Pero algunas lesiones de rodilla y enfermedades, como la artrosis, pueden provocar más dolor, daños articulares y discapacidad si no se tratan. Y tener una lesión de rodilla —aunque sea de poca importancia— hace que sea más probable que sufras lesiones similares en el futuro.

Tratamiento

Muchos tipos de dolores de rodilla leves responden bien a las medidas de cuidado personal. La fisioterapia y los dispositivos de inmovilización de las rodillas también pueden ayudar a aliviar el dolor. Sin embargo, en algunos casos, puede ser necesario el intervencionismo en dolor (bloqueo) como lo son la mala respuesta al tratamiento conservador así como también la intensa y persistente sintomatología. Pudiéndose realizar viscosuplementación, proloterapia, ozono así como también plasma rico en plaquetas y radiofrecuencia.

Volver arriba