fbpx
Saltear al contenido principal

Descripción general

La fascitis plantar es una de las causas más comunes de dolor de talón. Aparece por la inflamación de una banda gruesa de tejido que atraviesa la planta del pie y conecta el hueso del talón con los dedos de los pies (fascia plantar).

Síntomas

La fascitis plantar generalmente produce dolor en la planta del pie cerca del talón. Por lo general, el dolor es más intenso al dar los primeros pasos después de despertarse, aunque también puede ser desencadenado por estar de pie durante mucho tiempo o al levantarse después de estar sentado. El dolor empeora después del ejercicio, no durante este.

Causas

La fascia plantar tiene la forma de un arco, que sostiene el arco del pie y absorbe el choque al caminar. Si la tensión y el estrés aplicado en este arco se vuelven demasiado grandes, pueden ocurrir pequeños desgarros en la fascia. Los estiramientos y desgarros repetitivos pueden irritar o inflamar la fascia, aunque la causa sigue siendo incierta en muchos casos de fascitis plantar.

Complicaciones

Ignorar la fascitis plantar puede provocar dolor crónico en el talón que dificulta sus actividades regulares. Cambiar la manera de caminar como una forma de aliviar el dolor de la fascitis plantar puede provocar problemas en los pies, las rodillas, la cadera o la espalda.

Diagnóstico

La fascitis plantar se diagnostica en base a los antecedentes médicos y el examen físico. Durante el examen, el médico revisará si hay áreas de sensibilidad en el pie. La ubicación del dolor puede ayudar a determinar su causa. Por lo general, no es necesario realizar pruebas. Su médico podría sugerirte una radiografía o una resonancia magnética para asegurarse de que otro problema, como una fractura por estrés, no te esté causando dolor.

Tratamiento

La mayoría de las personas que tienen fascitis plantar se recupera en unos meses con un tratamiento conservador, que incluye reposo, aplicación de hielo en el área dolorosa y estiramiento.

Los analgésicos pueden aliviar el dolor y la inflamación causados por la fascitis plantar.

Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, o el uso de dispositivos especiales pueden aliviar los síntomas. La fisioterapia junto con las férulas nocturnas y las plantillas ortopédicas (órtesis) pueden ayudar al alivio de los síntomas.

Si las medidas más conservadoras no están funcionando después de varios meses, en la Clínica del Dolor contamos con numerosas e innovadoras técnicas terapéuticas para este padecimiento como lo son el ozono, la viscosuplementación, el plasma rico en plaquetas, la radiofrecuencia ,junto con la proloterapia con muy buenos resultados.

Volver arriba