fbpx
Saltear al contenido principal

Descripción general

El síndrome de dolor regional complejo es un tipo de dolor crónico que suele afectar a un brazo o una pierna. El síndrome de dolor regional complejo suele desarrollarse después de una lesión, una cirugía, un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco. El dolor es desproporcionado en relación con la gravedad de la lesión inicial.

Síntomas

Los signos y síntomas complejo incluyen:

  • Dolor ardiente por lo general en el brazo, la pierna, la mano o el pie.
  • Inflamación de la zona dolorida.
  • Cambios en la temperatura de la piel, que alterna entre sudor y frío.
  • Cambios en el color de la piel, que van desde el blanco y las manchas hasta el rojo o el azul.
  • Cambios en la textura de la piel, que puede volverse sensible, delgada o brillosa en la zona afectada.
  • Espasmos musculares, temblores, debilidad y pérdida (atrofia).
  • Limitación para mover la parte del cuerpo afectada.

Cuándo consultar al médico

Si experimentas un dolor intenso y constante en un miembro que hace que tocarlo o moverlo parezca intolerable, consulta con tu médico para que determine la causa. Es importante tratar el síndrome de dolor regional complejo a tiempo.

Causas

Se cree que es causado por una lesión o una anormalidad de los sistemas nerviosos periférico y central. El síndrome de dolor regional complejo típicamente ocurre como resultado de un traumatismo o una lesión.

Existen dos tipos de síndrome de dolor regional complejo, con signos y síntomas parecidos, pero con diferentes causas:

  • Tipo 1: También conocido como distrofia simpática refleja, este tipo se manifiesta después de una enfermedad o lesión que no dañó directamente los nervios del miembro afectado. Aproximadamente el 90 % de las personas con síndrome de dolor regional complejo padecen el tipo 1.
  • Tipo 2: Este tipo (que solía denominarse causalgia) tiene síntomas similares a los del tipo 1. Pero el síndrome de dolor regional complejo tipo 2 ocurre después de una lesión nerviosa distinta.

Complicaciones

Si el síndrome de dolor regional complejo no se diagnostica y se trata a tiempo, la enfermedad puede avanzar a signos y síntomas más incapacitantes.

Diagnóstico

El diagnóstico del SDRC se basa en un examen físico y en tus antecedentes médicos. No hay una sola prueba que pueda diagnosticar definitivamente el SDRC.

Tratamiento

  • Analgésicos.
  • Medicamentos antidepresivos y anticonvulsivos.
  • Corticoesteroides.
  • Medicamentos contra la pérdida de masa ósea.
  • Medicamentos para el bloqueo de los nervios simpáticos.
  • Ketamina intravenosa.

Terapias

  • Terapia de calor.
  • Analgésicos tópicos.
  • Fisioterapia o terapia ocupacional.
  • Terapia del espejo.

Si a pesar de estas técnicas persiste el dolor en la Clínica del Dolor contamos con tratamientos innovadores como lo son la radiofrecuencia, el plasma rico en plaquetas, la proloterapia, la viscosuplementación junto con ozono con buenos resultados.

Volver arriba