fbpx
Saltear al contenido principal

El túnel carpiano es un estrecho pasaje rodeado de huesos y ligamentos en la palma de la mano. El síndrome del túnel carpiano es causado por presión en el nervio mediano. Los síntomas pueden incluir entumecimiento, hormigueo y debilidad en la mano y el brazo.

Síntomas

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano suelen comenzar progresivamente e incluyen los siguientes:

  • Hormigueo o entumecimiento: Se puede  experimentar hormigueo y entumecimiento en los dedos o en la mano. Generalmente, los dedos afectados son el pulgar, el índice, el medio o el anular, pero no el dedo meñique. Se puede sentir una sensación parecida a una descarga eléctrica en estos dedos.
  • Debilidad: Se puede experimentar debilidad en la mano y dejar caer objetos. Esto puede ser por el entumecimiento de la mano o la debilidad de los músculos del dedo pulgar que hacen el movimiento de pinza, los cuales también son controlados por el nervio mediano

Cuándo consultar a un médico

Consulta a tu médico si tienes signos y síntomas del síndrome del túnel carpiano que interfieren con tus actividades normales y tus patrones de sueño. Pueden producirse daños permanentes en los nervios y los músculos sin tratamiento.

Causas

El síndrome del túnel carpiano es causado por presión en el nervio mediano. Cualquier cosa que apriete o irrite el nervio mediano en el espacio del túnel carpiano puede provocar el síndrome del túnel carpiano. 

Factores de riesgo

Se ha asociado una cantidad de factores con el síndrome del túnel carpiano. Aunque no causen directamente el síndrome del túnel carpiano, pueden aumentar el riesgo de irritación o daño al nervio mediano. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Factores anatómicos: Una fractura o una dislocación de muñeca, o una artritis.
  • Sexo: El síndrome del túnel carpiano suele ser más frecuente en las mujeres
  • Afecciones que provocan lesiones a los nervios: Algunas enfermedades crónicas, como la diabetes, aumentan el riesgo de lesión a los nervios, incluida la lesión al nervio mediano.
  • Afecciones inflamatorias: La artritis reumatoide y otras afecciones que tienen un componente inflamatorio pueden afectar el revestimiento alrededor de los tendones de la muñeca y ejercer presión sobre el nervio mediano.
  • Medicamentos: Algunos estudios han demostrado una relación entre el síndrome del túnel carpiano y el uso de anastrozol (Arimidex), un medicamento utilizado para tratar el cáncer mamario.
  • Obesidad: Ser obeso es un factor de riesgo para el síndrome del túnel carpiano.
  • Cambios en los líquidos corporales: La retención de líquidos puede aumentar la presión dentro del túnel carpiano e irritar el nervio mediano.
  • Otras afecciones: Ciertas afecciones, como la menopausia, los trastornos tiroideos, la insuficiencia renal y el linfedema, pueden aumentar las posibilidades de padecer el síndrome del túnel carpiano.
  • Factores del lugar de trabajo: El trabajo con herramientas vibratorias o en una línea de montaje que requiere una flexión prolongada o repetitiva de la muñeca puede crear una presión perjudicial en el nervio mediano o empeorar el daño existente en el nervio, especialmente si el trabajo se realiza en un ambiente frío.

Diagnóstico

El médico puede hacerte preguntas y llevar a cabo una o más de las siguientes pruebas para determinar si tienes el síndrome del túnel carpiano:

  • Síntomas: El médico revisará el patrón de tus síntomas.
  • Exploración física: El médico te hará una exploración física. Examinará la sensibilidad en los dedos y la fuerza de los músculos de la mano.
  • Radiografías: Algunos médicos recomiendan radiografías de la muñeca afectada para descartar otras causas del dolor en esa zona, como la artritis o una fractura.
  • Electromiografía: Esta prueba mide las diminutas descargas eléctricas producidas en los músculos. Esta prueba puede identificar el daño en los músculos que controla el nervio mediano, y también puede descartar otras afecciones.
  • Estudio de conducción nerviosa: En una variación de la electromiografía, Esta prueba puede utilizarse para diagnosticar la afección y descartar otras.

Tratamiento

Tratar el síndrome del túnel carpiano lo antes posible después de que empiecen los síntomas. En las primeras etapas, cosas simples que puedes hacer por ti mismo pueden hacer que el problema desaparezca. Por ejemplo:

  • Tómate más descansos frecuentes para descansar las manos.
  • Evita las actividades que empeoren los síntomas.
  • Aplica compresas frías para reducir la hinchazón.

Otras opciones de tratamiento incluyen yeso en la muñeca, medicamentos, intervencionismo en dolor y cirugía. Es más probable que el yeso y otros tratamientos conservadores ayuden si solo has tenido síntomas leves o moderados que aparecen y desaparecen durante menos de 10 meses. Si persiste la sintomatología en la Clínica del Dolor contamos con numerosas técnicas intervencionistas para el tratamiento de esta afección.

Volver arriba