fbpx
Saltear al contenido principal

La Analgesia del Parto es el conjunto técnicas cuya finalidad es proporcionar alivio del dolor para el trabajo de parto. Dentro de éstas, la más efectiva y segura, tanto para la madre como para el bebé, es la analgesia epidural.

Preferencia y Técnicas

Es muy factible que, si el trabajo de parto comienza con mucho dolor, este seguramente continuará del mismo modo, salvo que se realice una analgesia epidural. Una experiencia de parto doloroso hace también que muchas mujeres prefieran tener su próximo parto sin dolor.

Son 3 las técnicas de que disponemos: la peridural , la raquídea y la combinada (peridural + raquídea). Depende del momento del trabajo de parto y de la intensidad del dolor de la madre, la técnica que se implementará en cada caso.

¿Cómo y dónde se realiza el procedimiento?

Puede ser realizado en la propia sala de internación (de preparto), en la sala de partos o en la sala de operaciones.

Se le coloca una vía venosa por donde se infunde suero para hidratarla y prevenir que la presión arterial baje. Se le realizan controles de la presión arterial y el pulso.

La posición para la punción puede ser con la paciente sentada o acostada.

Se desinfecta la espalda y se aplica anestesia local en el sitio de punción.

Luego se realiza el procedimiento de punción peridural y colocación del catéter peridural, que se fija a la espalda con un leucoplasto. En este momento se le solicita la mayor colaboración para que permanezca quieta sin moverse.

Las inyecciones de analgésico posteriores, según la intensidad del dolor a lo largo del trabajo de parto, se realizan por la llave de acceso del catéter epidural. El anestesiólogo permanece durante todo el trabajo de parto para asistirla.

¿En caso de requerir cesárea?

Se realiza una dosis de refuerzo por el catéter peridural, más importante que las dosis anteriores, para bloquear las sensaciones de la zona operatoria.

¿Qué sensaciones puede tener la madre durante el trabajo de parto?

Picazón, sensación de «pierna dormida» y algún grado de sedación. Pueden ocurrir temblores, esto es una reacción común. En el posparto, pueden presentarse dolor leve de espalda -en la zona de punción- y cefaleas (dolor de cabeza) esta última con una incidencia menor al 1%. En caso de presentarse cefalea, su anestesiólogo le indicará el tratamiento correspondiente.

Efectos sobre el bebé

El pasaje de medicación es insignificante, por lo que no altera al bebé. Estimula el apego (contacto inicial con el bebé) y no se alteran los resultados del test de Apgar (test que le realiza el neonatólogo al recién nacido).

Volver arriba