fbpx
Saltear al contenido principal

Descripción general

La neuralgia postherpética es la complicación más habitual del herpes zóster. Este trastorno afecta las fibras nerviosas y la piel, lo que causa un dolor urente y dura mucho tiempo después de que el sarpullido y las ampollas del herpes zóster han desaparecido. El virus de la varicela (zóster) provoca el herpes zóster. No existe una cura, pero los tratamientos pueden aliviar los síntomas.

Síntomas

Los signos y síntomas de la neuralgia posherpética, por lo general, se limitan a la zona de la piel donde se produjo el brote del herpes zóster por primera vez, con mayor frecuencia en una banda alrededor del tronco, normalmente en uno de los lados del cuerpo.

Los signos y síntomas podrían incluir los siguientes:

  • Dolor que dura tres meses o más después de que se haya curado la erupción cutánea del herpes zóster. Se ha descrito el dolor asociado como urente, incisivo y punzante, o bien intenso, sordo y persistente.
  • Sensibilidad al tacto suave. A menudo, las personas con la enfermedad ni siquiera pueden soportar el contacto de la ropa con la piel afectada (alodinia).
  • Picazón y entumecimiento. Con menor frecuencia, la neuralgia posherpética puede provocar una sensación de picazón o entumecimiento.

Factores de riesgo

Cuando tienes herpes zóster, podrías correr un mayor riesgo de presentar neuralgia posherpética como consecuencia de lo siguiente:

  • La edad. Ser mayor de 50 años.
  • La gravedad del herpes de zóster. Erupción intensa y dolor intenso previos.
  • Otras enfermedades. Una enfermedad crónica anterior, como la diabetes.
  • La ubicación del herpes de zóster. Herpes zóster previo en la cara o el torso.
  • El tratamiento antiviral contra el herpes zóster se demoró más de 72 horas después de que apareció la erupción.

Diagnóstico

El médico le examinará la piel y, posiblemente, la tocará en diferentes lugares para determinar los bordes de la zona afectada.

En la mayoría de los casos, no se necesitan pruebas.

Tratamiento

No existe un tratamiento único que alivie la neuralgia posherpética en todas las personas. Por lo general, se necesita una combinación de tratamientos para reducir el dolor.

Tratamiento medicamentoso

  • Parches de lidocaína para la piel.
  • Parche cutáneo de capsaicina.
  • Anticonvulsivos: algunos medicamentos anticonvulsivos, como la gabapentina y la pregabalina pueden aliviar el dolor de la neuralgia posherpética. Estos medicamentos estabilizan la actividad eléctrica anormal en el sistema nervioso causada por los nervios dañados.
  • Antidepresivos: ciertos antidepresivos como la amitriptilina, la duloxetina y la venlafaxina , afectan a importantes sustancias químicas cerebrales que inciden en la depresión y en la forma en que el cuerpo interpreta el dolor.
  • Analgésicos opioides: algunas personas pueden necesitar medicamentos para el dolor con concentración recetada que contengan tramadol, oxicodona o morfina.
  • Antivirales.

Tratamiento intervencionista

A veces es necesaria la utilización de técnicas avanzadas para el tratamiento del dolor en esta patología. Consiste en la aplicación de ozono, plasma rico en plaquetas y la utilización de radiofrecuencia así como la inyección de corticoides ya sea en la columna vertebral así como también en las estructuras nerviosas afectadas responsables del dolor todas técnicas con las cuales contamos en la Clínica del Dolor.

Volver arriba