fbpx
Saltear al contenido principal

¿Qué es?

Es una patología reumática que lesiona el cartílago articular.

Cuando este cartílago articular se lesiona, se produce dolor, rigidez e incapacidad funcional. Normalmente la artrosis se localiza en la columna cervical y lumbar, algunas articulaciones como el hombro, la cadera, la rodilla y los dedos de las manos,

Síntomas

Es importante diferenciarla de la artritis, ya que en ésta es la inflamación la causante de la enfermedad y en la artrosis es el “desgaste”. Son dos enfermedades que cursan con dolor, en ocasiones hinchazón y rigidez, pero en la artrosis el dolor es de tipo mecánico (es decir, se desencadena con los movimientos y mejora con el reposo).

Origen

Esta enfermedad reumática no es hereditaria. Es importante conocer esto y conocer también que factores de riesgo como la obesidad, la falta de ejercicio físico o las alteraciones en la postura influyen en el desarrollo de la enfermedad y modificarlos está al alcance del propio paciente tanto para prevenir o retrasar los síntomas como para favorecer al tratamiento.

Tratamiento

El principal objetivo del tratamiento de la artrosis es mejorar el dolor y la incapacidad funcional sin provocar efectos secundarios.  El primer paso es evitar todo lo que contribuye a lesionar las articulaciones como el sobrepeso, los movimientos repetitivos o el calzado. En segundo lugar, es importante practicar algún ejercicio moderado para mejorar la funcionalidad de las articulaciones

  • ANALGESICOS Y ANTIINFLAMATORIOS: Son los medicamentos más utilizados para reducir el dolor y mejorar la rigidez de la articulación
  • CONDROPROTECTORES: Son son sustancias constituyentes del cartílago articular y que pueden disminuir el dolor de la artrosis
  • TRATAMIENTO INTERVENCIONISTA: Muchos pacientes pueden beneficiarse de diversas técnicas como lo son la viscosuplementación (ac hialurónico) el plasma rico en plaquetas, ozono junto con la radiofrecuencia todas técnicas que contamos en la Clínica del Dolor.
Volver arriba