fbpx
Saltear al contenido principal

La proloterapia (o terapia proliferativa) es el nombre general que define una serie de tratamientos, realizados de forma ambulatoria, mediante la inyección, a nivel de distintas estructuras del sistema musculo-esquelético, de diferentes sustancias que favorecen la proliferación y regeneración de los tejidos lesionados.

Mecanismo de acción 

La solución de proloterapia se inyecta en las áreas dolorosas para comenzar una acción reparadora. La inyección crea una inflamación localizada que pone en marcha la regeneración de los tejidos (ligamentos, tendones y cartílagos).

Efectos

Función: puede mejorar la capacidad del paciente para realizar sus actividades de la vida diaria .

Fuerza: La lesión de los  ligamentos y delos  tendones  puede hacer que la fuerza muscular disminuya. Cuando una persona recibe Proloterapia, uno de los efectos notables del tratamiento es que la fuerza mejora en las áreas inyectadas al aliviar el dolor.

Dolor: El dolor es una de las razones más comunes por las que los pacientes reciben Proloterapia. Por tanto, una notable disminución en el dolor muestra el beneficio de la proloterapia con éxito.

Rigidez: Los pacientes habitualmente notan rigidez al levantarse por la mañana o después de realizar cierta actividad. Esta rigidez se siente con más frecuencia en la parte inferior de la espalda o en el cuello, pero puede

aparecer en cualquier área del cuerpo. Una gran señal de que la Proloterapia está funcionando es que la rigidez ha disminuido.

Patologías tratadas

Está indicado en situaciones con distensión o rotura de tejidos (ligamentos y tendones) y en situaciones de inestabilidad articular, como ocurre en las siguientes lesiones, así como en la artrosis secundaria a todas estas lesiones:

  • Lesión crónica ligamentos laterales tobillo (Esguinces y Luxaciones)
  • Lesión crónica de ligamentos de la rodilla (LCA, LLI, LLE)
  • Lesión crónica de ligamentos o tendones pelvianos (pubalgia, lesión isquiotibiales)
  • Lesión crónica de ligamentos lumbares y sacros (Lumbalgia)
  • Lesión crónica de tendones del manguito rotador (Supraespinoso)
  • Inestabilidad de hombro
  • Lesiones de tendones y ligamentos del codo (Epicondilitis)
  • Fibromialgia

En Clínica del Dolor podemos tratar estas patologías utilizando esta técnica, realizando dicho procedimiento en forma individualizada y con las más estrictas medidas de seguridad en un ambiente de asepsia.

Volver arriba